Nuestro trabajo.

Que hacemos

El Centro de Encuentro y Acogida, es un Centro destinado al desarrollo de programas de reducción de daños y disminución de riesgos, para personas con problemas de adicción que no deseen o no puedan abandonar el consumo, priorizándose las intervenciones orientadas a minimizar los daños provocados por las conductas adictivas, así como prestar información y orientación sobre las consecuencias del consumo, las formas de consumo menos perjudiciales y el acceso a los recursos de atención socio sanitaria y programas formativos y laborales.

Damos respuesta a la demanda de la población drogodependiente no abordable por los dispositivos de tratamiento ordinarios. La intervención se caracteriza por la alta tolerancia teniendo en cuenta las decisiones de cada persona en cada momento.  

La implementación de este tipo de programa se justifica desde el punto de vista de la salud pública por la necesidad de detectar y controlar los casos de enfermedades infecto-contagiosas, derivadas no sólo del consumo, sino de las condiciones de sinhogarismo. Se supervisan no solo tratamientos de adicciones, sino también los derivados de problemas de salud mental. Enfermedades infecto contagiosas, de transmisión sexual o cualquier enfermedad común.

Se incorpora también la perspectiva de género debido a las situaciones de desigualdad existentes. Como herramienta, nos permitirá conocer los obstáculos para un acceso, intervención y resultados igualitarios.

Los fines generales de la intervención son:

1.-Implantar y generalizar la filosofía de reducción de daños y disminución de riesgos en los recursos y en la población general.

2.-Mejorar la calidad de vida de las personas con adicciones.

3.-Eliminar los obstáculos que generan las desigualdades por razones de género, así como promover acciones y medidas de acción positiva por razones de género.

El recurso está dirigido a personas con adicción, en situación de exclusión social, con deterioro físico y psicosocial importante que se mantienen además al margen de las redes socio-sanitarias. A esta situación se suman factores que incrementan la vulnerabilidad de este perfil: enfermedad mental, discapacidad, inmigración y/o graves situaciones: víctimas de violencia de género, víctimas de la trata de personas y ejercicio de la prostitución; así como crisis personales: abandono momentáneo del hogar familiar, separaciones, salidas de prisión, etc.

El horario de atención es de lunes a viernes de 8:30 h a 19:30 h.